Indemnizaciones por termino de Obra o Faena

El tema que trataremos a continuación es el Despido por la causal del artículo 159 nº 5 del Código del trabajo, esto es el despido por el término de la obra o faena que ha dado origen al contrato.

A lo largo de la página intentaremos responder ¿Cuándo es posible despedir a un trabajador por término de la obra o faena? , ¿Qué pasa si se despide al trabajador por la causal de término de obra o faena y la obra aún no ha terminado?, ¿Cuándo el despido por término de obra o faena se transforma en un despido injustificado?, ¿Si el trabajador es despedido por la causal de término de obra y esta aún no finaliza, puede el trabajador demandar y cobrar sus remuneraciones hasta el término de la obra?.

despido por termino de faenaSi te han despedido por término de obra o faena y la obra en cuestión aún no finaliza o simplemente tienes dudas sobre tu despido, puedes comunicarte con nosotros para resolver sus dudas, aconsejarte y, en su caso, representarte ante los tribunales del trabajo para demandar las indemnizaciones que te correspondan producto de tu despido.

Defensadespidos.cl le otorga asesoría si es despedido por término de la obra o faena, contando con años de experiencia en éstas materias si su empleador ha incurrido en algún incumplimiento del respectivo contrato.

Sabemos nosotros que los trabajadores pueden ser contratados de diferente forma, existiendo contratos de distinta naturaleza. Así tenemos los contratos indefinidos, a plazo fijo y los contratos por obra o faena determinada. Pues bien, cuando se contrata a un trabajador para realizar una obra o faena determinada, el contrato por su naturaleza misma, debe terminar al finalizar la obra o faena en cuestión, su vigencia se encuentra circunscrita o limitada a la duración de aquella obra. (O si la obra no ha finalizado, al finalizar los servicios para los cuales fue contratado. Puede por ejemplo no haber terminado la obra, pero si la función que debía ejecutar el trabajador en el desarrollo de la obra, como si se le contrato solo para trabajar como soldador de una extructura X y quedara sólo el pintado de la misma, debiendo mantenerse en el cargo en aquel caso únicamente a los trabajadores que debían ejecutar dicha labor).

En cuanto al plazo de duración de este contrato, éstos están sujetos a un plazo, pero no se encuentra prefijada su fecha de término, sino que ésta dependerá de la duración de la obra específica para la cual fue contratado el dependiente. La duración del contrato dependerá de la naturaleza de la labor contratada, es un contrato por lo tanto de plazo indeterminado.

Dicho lo anterior corresponde al empleador, en cada caso en particular, decidir si el trabajo o servicio para el cual fue contratado un trabajador ha llegado efectivamente a su término, con el objeto de aplicar la causal contemplada en el artículo 159 N° 5 del Código del Trabajo, esto es, el despido por el término de la obra o faena, sin perjuicio del derecho que asiste al trabajador afectado por el despido para reclamar ante los Tribunales de Justicia, del término injustificado del contrato por no haber terminado la obra o faena que le da origen.

Siempre debe tenerse presente que el contrato por obra requiere para su existencia de los siguientes requisitos: la existencia de una obra o faena específicamente determinada en el contrato, a la cual se adscribe la prestación de los servicios del trabajador; que la prestación de los servicios de que se trata no sean de una duración indefinida en el tiempo, y, por último, que los contratantes convengan de modo expreso cuándo debe entenderse que ha concluido el trabajo o servicio que dio origen al contrato de trabajo.

En el caso de los trabajadores contratados por obra o faena, tal y como explicamos, su contrato o la vigencia del mismo se encuentra condicionada al término de la obra en cuestión.

Pues bien, al terminar la obra o faena, para desvincular al trabajador se deben cumplir ciertos requisitos de forma tal que la desvinculación del trabajador en cuestión no se transforme en un despido injustificado.

En cuanto al término de este contrato por obra o faena existe una causal asociada que es la conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato, contemplada en el artículo 159 nº5 del Código del Trabajo.

Esta causal está fundada en un hecho objetivo, cual es, la conclusión de aquellos servicios convenidos y determinados en el contrato.

Para poner término al contrato de trabajo por esta causal el empleador deberá entregar personalmente o comunica al trabajador por carta certificada, enviada al domicilio señalado en el contrato, la terminación del contrato de trabajo en el plazo de 3 días hábiles. En dicha carta debe el empleador expresar que el término de la relación laboral es por la causal del artículo 159 nº5, esto es por el término de la obra o faena que le ha dado origen al contrato y debe señalar además los hechos en que se funda la causal (art. 162 inc. 1.º CT), mencionando además el estado de pago de sus cotizaciones y adjuntando los comprobantes. El plazo indicado para enviar la comunicación se cuenta desde la separación del trabajador, o sea, desde que el trabajador deja de prestar servicios y es un plazo de díaz hábiles. Además copia del aviso en que se comunica la terminación del contrato de trabajo, debe depositarse en la Inspección del Trabajo en el mismo plazo en que debe entregarse o enviarse al trabajador.

Si la comunicación de término de contrato se realiza en forma extemporánea, el empleador podrá ser sancionado con multa a beneficio fiscal de una a sesenta unidades tributarias mensuales, según la cantidad de trabajadores que tenga la empresa.

Debe indicarse y reiterarse que el trabajador que considere que el despido de que se ha sido objeto es injustificado, indebido o improcedente o que no se ha invocado causal alguna, podrá demandar a su empleador ante el Juzgado Laboral competente dentro del plazo de 60 días, de forma tal que se declare el despido injustificado y se le ordenen pagar las indemnizaciones que correspondan.

Si te han despedido por el término de la obra o faena que le ha dado origen al contrato, causal contemplada en el artículo 159 nº5 del Código del Trabajo y crees que dicha causal es injustificada, indebida o improcedente, puedes llamarnos para evaluar tu despido y recurrir ante los tribunales competentes de ser necesario para reclamar las indemnizaciones que te corresponden.

Si te han despedido verbalmente o por medio de una carta de despido invocando la causal de término de la obra o faena que le ha dado origen al contrato y crees que dicho contrato no ha terminado, puedes perfectamente demandar ante los tribunales de justicia para que se declare que tu despido es injustificado, reclamando tus indemnizaciones y que se te paguen las remuneraciones que por lucro cesante correspondan, hasta el término efectivo de la obra o faena para la que se te contrato. Así, en este caso el monto de la indemnización que se fija, es proporcional al monto de las remuneraciones a las que tenía derecho el trabajador, si el empleador hubiera respetado el pacto laboral.
Si te despiden y crees que se trata de un despido sin justa causa, concurre de inmediato ante la Inspección del Trabajo a estampar un reclamo por despido injustificado y  asesorarte por un abogado laboral para planificar los pasos a seguir. Es importante ir siempre a la Inspección del Trabajo a estampar dicho reclamo porque en muchos casos  se puede llegar a un acuerdo con el empleador  ante la Inspección y evitar un juicio.

Este reclamo en la Inspección no es siempre necesario pero es lo más recomendable si no ha ido a consultar aún con un abogado laboral. Esto dado que la ley exige que si la cuantía de lo demandado es inferior a 10 ingresos mínimos remuneracionales, obligatoriamente debe contar con el trámite ante la Inspección del Trabajo (específicamente el acta del comparendo de conciliación) para poder demandar. Si lo demandado es mayor a ese monto usted puede demandar directamente al tribunal competente, haciéndose asesorar por un abogado laboral.